Clínica Cumbres del Note
Cirugía Plástica

Lipoaspiración HD - Cirugía Vaser

Consulta médica cirujano plástico

Dando nueva forma a tus sueños

Lipoescultura de alta definición

Realza tu musculatura

La cirugía plástica Vaser es una técnica de liposucción avanzada que utiliza ultrasonido para eliminar la grasa del cuerpo de forma precisa y controlada. Durante el procedimiento, se disuelve la grasa con una pequeña sonda de ultrasonido y se succiona del cuerpo, sin dañar los tejidos circundantes. Los beneficios incluyen una recuperación más rápida, menos dolor, cicatrices y una mayor precisión en la eliminación de grasa. Los riesgos pueden incluir infección, sangrado, daño a los tejidos circundantes y complicaciones cardiovasculares o respiratorias. El proceso de recuperación varía según la cantidad de grasa eliminada y la zona tratada, pero en general, los pacientes pueden regresar a la mayoría de sus actividades normales dentro de unos pocos días.

¿Qué es la cirugía plástica Vaser y cómo funciona? La cirugía plástica Vaser es una técnica de liposucción avanzada que utiliza ultrasonido para eliminar la grasa del cuerpo de forma precisa y controlada. Durante el procedimiento, un cirujano plástico utiliza una cánula con una pequeña sonda de ultrasonido para disolver la grasa y luego succionarla del cuerpo. El ultrasonido permite que el cirujano pueda eliminar selectivamente la grasa no deseada sin dañar los tejidos circundantes.

¿Cuáles son los beneficios y riesgos de la cirugía Vaser? Los beneficios de la cirugía Vaser incluyen una recuperación más rápida que la liposucción tradicional, menos dolor y moretones, menos cicatrices y una mayor precisión en la eliminación de grasa. Los riesgos pueden incluir infección, sangrado, daño a los tejidos circundantes, asimetría, cambio en la sensación de la piel y en casos raros, complicaciones cardiovasculares o respiratorias.

¿Cómo es el proceso de recuperación después de la cirugía Vaser? El proceso de recuperación después de la cirugía Vaser varía según la cantidad de grasa eliminada y la zona tratada. Sin embargo, en general, los pacientes pueden regresar a la mayoría de sus actividades normales dentro de unos pocos días. Se pueden experimentar algunos moretones, hinchazón y dolor después del procedimiento, pero se pueden controlar con medicamentos recetados por el cirujano plástico.