fbpx

Cuidados del recien nacido

Nacimiento personalizado

Te espera un mundo de beneficios.

cuidados_01

  • La magia de los primeros días con tu bebé

    El inicio de la vida es un momento lleno de maravillas y nuevas experiencias. La llegada de tu pequeño ser al mundo marca el inicio de una aventura increíble. En este período especial, es fundamental conocer y atender sus necesidades básicas con amor y dedicación. Aquí te presentamos algunas recomendaciones para disfrutar al máximo estos preciosos momentos:

    El fascinante ciclo de sueño y vigilia:

    En sus primeros días, tu bebé dormirá la mayor parte del tiempo (entre 12 y 20 horas al día). Su ciclo de sueño y vigilia aún no está sincronizado con el día y la noche, pero poco a poco se irá adaptando. Para ayudarlo a establecer un hábito saludable de descanso, intenta alimentarlo 30 a 60 minutos antes de acostarlo, crea un ambiente tranquilo y acurrúcalo en su cuna cuando esté somnoliento, pero no completamente dormido. Así asociará su camita con el sueño reparador.

 

La delicada piel de tu tesoro:

La piel de tu bebé es increíblemente suave y sensible. Puede presentar algunas manchas, enrojecimiento o descamación, pero no te preocupes, son cambios naturales que irán desapareciendo gradualmente. Aprovecha estos momentos para acariciarlo con ternura y descubrir cada detalle de su cuerpecito.

El lenguaje del llanto:

El llanto es la forma en que tu bebé se comunica contigo. Con el tiempo, aprenderás a distinguir si tiene hambre, está incómodo, aburrido o simplemente necesita tus mimos. No dudes en cargarlo, acunarlo y hablarle con voz suave para tranquilizarlo. Ese vínculo especial os unirá cada vez más.

cuidados_02

Disfruta cada instante de esta maravillosa etapa. Tus mimos, paciencia y amor incondicional serán fundamentales para el desarrollo saludable de tu bebé. Recuerda que estás creando los cimientos de una relación única y especial que perdurará toda la vida.

Peso

Generalmente bajan su peso de nacimiento en aproximadamente 10%, recuperando el peso inicial 10-14 días posteriores al nacimiento.

Cordón umbilical

Es inicialmente blando, blanco nacarado y en el transcurso de los días adquiere color café y es de consistencia dura. En cada muda debe ser aseado con alcohol y el pañal debe doblarse de manera que el ombligo quede descubierto para evitar la humedad de la zona. El enrojecimiento de la piel circundante puede ser signo de infección, por lo que motiva consulta con el Pediatra.

Se desprende entre los 5 y 20 días. Una vez producido el desprendimiento es necesario limpiar el ombligo una o dos veces al día si hay presencia de secreción.

cuidados_04Orina y deposiciones

Al principio, la orina puede tener pigmentos de color anaranjado.

  • El 100% de los recién nacidos debería orinar dentro de las primeras 48 horas de vida.
  • El aspecto puede ser anaranjado, debido a cristales de urato de calcio que se eliminan los primeros días, siendo esto normal.

La deposición cambia de aspecto y color desde el nacimiento. Inicialmente es de color verde petróleo, espesa y adquiere el nombre de meconio, posteriormente se torna verde amarillo y es de consistencia más líquida para finalmente adquirir color amarillo y de consistencia pastosa o semi líquida. El niño alimentado con leche materna puede presentar deposiciones semi líquidas y frecuentes, generalmente asociadas a la alimentación. Cuando la alimentación es mixta o con leche artificial exclusiva, las deposiciones tienden a ser más sólidas y menos frecuentes.

cuidados_05Aseo del área del pañal

Comience el aseo de la piel en la parte inferior del abdomen, pliegues inguinales y genitales, si es niña especialmente dirigir el aseo desde arriba hacia abajo o desde adelante hacia atrás, separando los labios mayores si hay presencia de deposiciones. Es común observar secreción vaginal de aspecto mucoso blanquecino durante los primeros días. En los niños hay que levantar el escroto para limpiar el pliegue.

En el aseo de los niñitos no debe traccionarse el prepucio, sólo hay que limpiar el pene externamente.

El aseo se realiza con agua de la llave y algodón o paño suave y en la medida en que adquiera destreza en el manejo de su guagua, puede lavarlo directamente en el lavamanos, comprobando previamente la temperatura del agua, que es recomendable que sea ligeramente tibia.

Eritema o intértrigo gluteo genital

Es el enrojecimiento y/o erosión de la piel en los genitales de la zona anal o de los glúteos. Si esto ocurre a su hijo o hija, realice aseo con vaselina líquida o aceite transparente para guagua, use para la zona pomada especial que contenga óxido de zinc, vitamina A y D y lanolina (como por ejemplo: Brexon, Blisprotect, Hipoglós, entre otros).

Esté atenta para realizar la muda prontamente después de la defecación. Si el eritema persiste después de 48 horas de tratamiento o se intensifica es adecuado consultar al pediatra o a la matrona.

Aseo diario

El aseo de la piel es equivalente al baño antes de la caída del cordón umbilical y también puede usarse en su reemplazo. Tempere la habitación, si hace frío, desvista parcialmente a la guagua. Una vez aseada la zona, vuelva a poner la ropa. Aproveche esta instancia para interactuar con su hijo o hija y para conocerlo.

Use una toalla suave o algodón empapado en agua tibia de la llave. Comience limpiando los ojos, cara y cabeza, continúe con el cuerpo desde arriba hacia abajo, cuidando especialmente de asear los pliegues. Finalmente limpie la piel que queda debajo del pañal.

Para limpiar externamente las orejas o el cordón umbilical, puede usar cotonitos con varilla de papel, ya que son más flexibles.

Baño

Previo al baño es recomendable buscar una hora adecuada tanto para la mamá como para el niño, ya que debe disponer de tiempo. Compruebe que la temperatura ambiente sea la correcta, prepare la nueva muda y los elementos necesarios para el baño, controlando la temperatura del agua con el antebrazo (35°-37°C). No a todos los niños les gusta el baño; proporcione seguridad y tranquilidad, tome a su hijo con firmeza y convérsele. Si al retirar el pañal hay deposiciones, haga aseo antes de bañar. Si estima necesario puede colocar una toalla delgada en el fondo de la tina para evitar el deslizamiento de la guagua. Séquelo con una toalla suave empapando, sin frotar y vístalo.

Nunca deje a su hijo(a) solo(a) (por ejemplo para ir a atender el teléfono).

Vestimenta

La ropa debe ser holgada, cómoda para el niño y para quien lo manipula, debe ser de tejidos suaves y no alergénicos, como el algodón. No permitir el roce de lanas o tejidos acrílicos contra el cuerpo. Evitar usar ropa con cordones o materiales que puedan causarle lesiones en la piel.

El abrigo debe ser el adecuado para la temperatura donde estará el bebé, evite sobreabrigarle especialmente en lugares poco ventilados.