Logo Clínica Cumbres del Note
logo clínica

10 Mitos sobre la tiroidectomía

Cargando

¿Tiroidectomía? Lo que necesitas saber sobre esta cirugía

Si tu médico te ha recomendado una tiroidectomía, es normal que te surjan dudas y temores sobre someterte a esta intervención quirúrgica. La idea de una operación en el cuello suena aterradora.

Sin embargo, es importante estar bien informado sobre en qué consiste realmente este procedimiento, cuáles son los mitos y cuál es la realidad. Así podrás tomar la mejor decisión para tu salud.

En este artículo encontrarás una guía completa sobre la tiroidectomía, despejando los principales mitos y aclarando verdades sobre la extirpación de la glándula tiroides. ¡Empecemos!

Mito 1: La tiroidectomía deja una gran cicatriz antiestética

Falso. Gracias a modernas técnicas mínimamente invasivas como la tiroidectomía transaxilar, ya no se dejan grandes cicatrices visibles. Sólo pequeñas marcas ocultas en pliegues naturales del cuello. Nada antiestético.

Mito 2: Es una operación peligrosa con alta tasa de complicaciones

Aunque en el pasado sí solía implicar mayor riesgo, hoy en día en manos de un cirujano experto en glándula tiroides las complicaciones son muy poco frecuentes. Se utilizan abordajes más seguros y precisos.

Mito 3: La recuperación es muy dolorosa y puede durar meses

Falso. Gracias a modernas técnicas de manejo del dolor como la analgesia multimodal, la mayoría de pacientesexperimentan una recuperación casi indolora. Suelen retornar a actividades en apenas 1 o 2 semanas.

 

Mito 4: Siempre se necesita reemplazo hormonal de por vida

Depende. Si se extrae sólo una parte de la tiroides (lobectomía), el resto podría compensar la función sin necesidad de pastillas hormonales. Pero si se extrae toda la glándula, sí se requiere terapia vitalicia que es completamente segura y controlable.

Mito 5: La cirugía inevitablemente afectará mis cuerdas vocales

Con un abordaje adecuado por parte de un cirujano de tiroides certificado, se minimizan enormemente los riesgos de lesiones en nervios laríngeos o paratiroides. La mayoría de pacientes no presentan cambios en su voz.

Mito 6: Voy a aumentar mucho de peso luego de la operación

Si bien el cambio hormonal puede inicialmente promover aumento de peso, con el debido seguimiento médico, dieta saludable y ejercicio se puede mantener estable. Muchos pacientes logran retornan a su peso previo sin problemas.

Mito 7: Me quedarán muchas secuelas y mala calidad de vida

Falso. Un procedimiento quirúrgico adecuado y un oportuno manejo post-operatorio, permiten que la gran mayoría de pacientes operados retomen sus actividades normales sin limitaciones significativas en el largo plazo.

Mito 8: Es mejor no operarme y convivir con la enfermedad tiroidea

Permitir que ciertos padecimientos benignos pero graves progresen sin tratamiento sí puede comprometer enormemente calidad y esperanza de vida a futuro. Hoy en día, una tiroidectomía segura y efectiva es el tratamiento recomendado.

Mito 9: Una vez extraída, no se puede reimplantar o reconstruir tiroides

Hoy es posible en algunos casos hacer un reimplante autotrasplante tiroideo o una reconstrucción con tejidos biológicos. Así que la tiroidectomía no siempre es un procedimiento irreversible, existen opciones.

Mito 10: La cirugía sirve sólo para cáncer, no para enfermedades benignas

Si bien el cáncer de tiroides es la principal indicación, esta intervención también está recomendada en padecimientos benignos pero graves como bocio con síntomas compressivos o hipertiroidismo sin control con medicamentos, mejorando la calidad de vida.

En conclusión, no hay que creer todos los mitos sobre la extirpación de la glándula tiroides. Ahora que estás mejor informado sobre esta cirugía, consulta con confianza a tu médico endocrino o cirujano de cabeza y cuello. Ellos aclararán tus dudas y te dirán si es la mejor opción en tu caso, para que puedas decidir tranquilo.

Tu salud y bienestar son lo más importante. Y una tiroidectomía segura puede ser la respuesta si tu enfermedad tiroidea así lo amerita.

author avatar
Karla Osorio