Sida VIH

El jueves 1 de diciembre es un día especial en la lucha mundial contra el SIDA. Es una oportunidad importante para recordar a los millones de personas de todo el mundo que se han visto afectadas por el VIH/SIDA, y para concienciar sobre la necesidad de continuar con los esfuerzos de prevención y atención. Afortunadamente, gracias a los avances de la ciencia y la medicina, hay más esperanzas que nunca de que el sida pueda ser eliminado algún día. Pero aún queda mucho camino por recorrer. Debemos seguir concienciando y educando a la gente sobre los riesgos de la infección por el VIH y cómo protegerse, tanto a través de la educación sexual integral como del uso de preservativos. También debemos garantizar que quienes viven con el VIH/SIDA tengan acceso a la atención médica y los servicios de apoyo necesarios. Con los esfuerzos adecuados de apoyo, prevención y atención, podemos evitar que más personas se infecten y garantizar que los infectados tengan la mejor oportunidad de recibir el tratamiento que necesitan.

Unámonos en este día y comprometámonos a seguir luchando contra el sida

Las ITS también se conocen como infecciones de transmisión sexual o ETS. Son enfermedades infecciosas que pueden transmitirse por contacto sexual. Las ITS pueden tener un impacto significativo en la salud, tanto mental como física.

Pueden tener un impacto en su vida de muchas maneras, incluyendo el efecto sobre su(s) pareja(s) sexual(es) y su capacidad de tener hijos. Hay muchos tipos diferentes de ITS y afectan tanto a hombres como a mujeres. La mayoría de las ITS pueden tratarse, pero no todas pueden curarse. La mejor manera de prevenir las ITS es utilizar correctamente el preservativo cada vez que se mantengan relaciones sexuales.

La mayoría de las ITS se transmiten por contacto directo con la piel o las mucosas de los genitales, la boca o el ano.

Muchas pueden transmitirse a través del contacto piel con piel sin penetración, por lo que es importante saber cómo protegerse a sí mismo y a su(s) pareja(s). Algunas ITS pueden transmitirse a través del intercambio de fluidos corporales, incluidos el semen y la sangre. Las personas pueden contraer una ITS al tener contacto sexual con alguien que tiene una infección. El riesgo de transmisión aumenta si hay llagas o cortes abiertos en la piel, que pueden ser resultado de la actividad sexual. Aunque las ITS pueden transmitirse entre personas de todos los géneros y orientaciones sexuales, algunas ITS son más comunes en determinadas poblaciones en función del comportamiento sexual y otros factores de riesgo como el consumo de drogas.

 

ITS más comunes
  • Sífilis
  • Condilomas
  • Gonorrea
  • Herpes genital
  • Hepatitis B
  • Tricomonas

VIH es la sigla de Virus de la Inmunodeficiencia Humana. SIDA significa Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

Ambas enfermedades están causadas por el virus del VIH. Pueden provocar graves problemas de salud si no se tratan. Aunque no hay cura para ninguna de estas enfermedades, hay medicamentos que pueden tratarlas y controlarlas. Si no se trata, el VIH puede evolucionar hacia el SIDA, una enfermedad mortal. El VIH se transmite a través del intercambio de fluidos, como la sangre o el semen. Puede transmitirse a través de prácticas sexuales poco seguras, compartiendo agujas para inyectarse u otros equipos que entren en contacto con la sangre, o de una mujer infectada a su hijo no nacido durante el embarazo o la lactancia. El SIDA es una enfermedad en la que hay niveles muy bajos de VIH en la sangre y una capacidad reducida para combatir las infecciones. Si no se trata, el VIH puede evolucionar hacia el SIDA. El VIH puede tardar muchos años en convertirse en SIDA. Las personas pueden permanecer sanas con el VIH durante muchos años, incluso sin tratamiento.

El VIH se transmite a través del intercambio de fluidos, como la sangre, el semen o el flujo vaginal. El contacto sexual con una persona infectada puede transmitir el virus. El riesgo de transmisión aumenta si hay llagas o cortes abiertos en la piel, que pueden ser resultado de la actividad sexual. Actualmente no hay cura para el VIH, pero hay tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas y ralentizar la progresión de la enfermedad. Algunas personas pueden no experimentar ningún síntoma durante muchos años después de contraer el VIH. Es posible que no sepan que tienen el virus y que lo transmitan a otras personas. Las personas que tienen el VIH pero no reciben tratamiento tienen más probabilidades de sufrir complicaciones de salud graves, como ciertos tipos de cáncer y enfermedades hepáticas.

A través de un examen de sangre específico.

Mientras que el VIH puede evolucionar hacia el SIDA en algunas personas, otras pueden tener el virus durante muchos años sin síntomas ni progresión. El tiempo que tarda una persona seropositiva en desarrollar el SIDA varía, dependiendo de su salud y de otros factores. No existe un plazo estándar para desarrollar el SIDA. Las etapas se basan en pruebas de laboratorio sobre la cantidad de virus en la sangre de una persona. Las pruebas buscan los dos tipos de anticuerpos del VIH, así como la cantidad de ADN viral.

La lucha contra las ITS y el VIH será siempre una batalla continua. La clave es no rendirse nunca y estar siempre alerta para protegerse a sí mismo y a sus seres queridos de contraer estas enfermedades. Aunque hay muchas cosas que puedes hacer para protegerte de las ITS y el VIH, lo más importante es hacerte las pruebas regularmente. Esto te permitirá conocer tu estado y tomar medidas para protegerte a ti y a tus seres queridos.

Durante tu etapa gestacional recuerda solicitar tu examen de VIH al ingreso de control de tu embarazo (32-34 semanas), y, en el momento del parto, ya que el VIH se puede transmitir de una mujer embarazada con VIH a su hijo en los siguientes momentos:
En Chile, el examen para detectar VIH a las embarazadas, el tratamiento antiretroviral durante el embarazo, durante el parto y al recién nacido, así como la leche maternizada, están garantizadas por la Ley GES o AUGE