fbpx
Clínica Cumbres del Note

Contracciones de Braxton Hicks: Entendiendo las Contracciones de Práctica en el Embarazo

Nacimiento personalizado

Te espera un mundo de beneficios.

Durante el embarazo, es común experimentar una serie de cambios y sensaciones nuevas en el cuerpo. Uno de estos fenómenos es la aparición de las contracciones de Braxton Hicks, también conocidas como contracciones de práctica o trabajo de parto falso. En este blog, exploraremos en detalle qué son estas contracciones, cuándo suelen ocurrir, y cómo distinguirlas de las contracciones de parto reales. También ofreceremos consejos para lidiar con ellas y brindaremos información relevante para futuras mamás.

¿Qué son las contracciones de Braxton Hicks?
Las contracciones de Braxton Hicks son contracciones uterinas esporádicas que pueden comenzar temprano en el embarazo, alrededor de la semana seis, pero generalmente se sienten en el segundo o tercer trimestre. A pesar de que estas contracciones pueden ser incómodas, es esencial entender que no son contracciones de parto reales.

¿Por qué ocurren las contracciones de Braxton Hicks?
Aunque la causa exacta de las contracciones de Braxton Hicks no está completamente clara, se cree que están relacionadas con la tensión del útero a medida que el bebé crece. Además, factores como el flujo sanguíneo al útero, los movimientos del bebé y la estimulación de los pezones también pueden desencadenar estas contracciones.

Síntomas de las contracciones de Braxton Hicks:
Estas contracciones suelen sentirse como una tensión o dureza en el abdomen que aparece y desaparece. Pueden variar en intensidad y duración, desde leves hasta dolorosas y desde unos segundos hasta varios minutos.

 

Diferencias entre las contracciones de Braxton Hicks y las contracciones de parto:
Es crucial poder distinguir entre las contracciones de Braxton Hicks y las contracciones de parto reales. Aquí hay algunas diferencias clave:

1. Regularidad: Las contracciones de Braxton Hicks suelen ser irregulares, mientras que las contracciones de parto son regulares y aumentan en frecuencia e intensidad con el tiempo.

2. Dolor: Las contracciones de Braxton Hicks suelen ser leves o indoloras, mientras que las contracciones de parto pueden ser dolorosas.

3. Respuesta al descanso: Las contracciones de Braxton Hicks tienden a desaparecer con el descanso o al cambiar de posición, a diferencia de las contracciones de parto.

Cómo lidiar con las contracciones de Braxton Hicks:
Si experimentas contracciones de Braxton Hicks, aquí hay algunos consejos para aliviarlas:

– Bebe mucha agua para mantenerte hidratada.
– Cambia de posición o da un paseo suave.
– Disfruta de un baño o ducha caliente para relajarte.
– Masajea suavemente tu abdomen.
– Si las contracciones son dolorosas, considera tomar un medicamento de venta libre para el dolor después de consultar a tu médico.

Conclusión:
Las contracciones de Braxton Hicks son una parte normal del embarazo y, en su mayoría, no son motivo de preocupación. Sin embargo, es fundamental poder diferenciarlas de las contracciones de parto reales para garantizar una atención adecuada. Si tienes alguna duda o experimentas contracciones que te preocupan, no dudes en ponerte en contacto con tu médico. Estar informada y preparada es un paso crucial en tu viaje hacia el parto y la maternidad.