fbpx
Clínica Cumbres del Note

Preguntas tiroidectomía

Las mejores preguntas que hacerle a tu médico antes de una tiroidectomía

Tiroidectomía

Solución efectiva a problemas a la tiroides.

Cirugía de tiroides: resolviendo tus dudas

¿Te han programado una tiroidectomía (extracción de la glándula tiroides)? Es natural que tengas preguntas y dudas sobre este procedimiento.

¡No te preocupes! Aquí te presentamos las preguntas clave que debes hacerle a tu médico para informarte bien y aclarar tus temores antes de la operación.

Preguntas esenciales:

  • ¿Qué técnica quirúrgica se utilizará en mi caso y en qué consiste? Existen abordajes modernos como la tiroidectomía transaxilar o la robótica que ofrecen mejores resultados estéticos y funcionales.
  • ¿Cuánto dura la cirugía y cómo es la hospitalización postoperatoria? Usualmente toma de 60 a 90 minutos y requiere solo 1 noche de hospitalización o incluso cirugía ambulatoria.
  • ¿Qué tipo de manejo para el dolor postoperatorio tendré? Hay avanzadas técnicas como los catéteres de analgesia local que minimizan mucho el dolor después.
  • ¿Cuáles son los riesgos de la tiroidectomía en mi situación particular? Depende de condiciones previas como enfermedades o cirugías anteriores, edad, etc. El riesgo nunca es 0 pero puede ser muy bajo.
  • ¿Cuánto tiempo tomará mi recuperación luego de la operación? Con una adecuada preparación prequirúrgica y rehabilitación, se espera recuperar actividades normales en 7 a 15 días.
  • ¿Requiere siempre reemplazo hormonal permanente? Solo si se extrae toda la glándula. Si es parcial, podría no necesitar terapia hormonal posterior.

Recuerda: Estas son solo algunas de las preguntas indispensables. No olvides preguntar todas tus dudas al médico y aclarar expectativas. ¡Tu salud y bienestar son lo más importante!

Con información adecuada, una tiroidectomía puede ser la mejor solución en muchos casos.

¡Infórmate bien y prepárate para una cirugía exitosa!

Dieta y cuidados post-operatorios luego de una tiroidectomía

Dieta y cuidados en casa después de una tiroidectomía

Solicitud de presupuesto médico

¿En qué podemos ayudarte?

Acabas de someterte una cirugía de tiroides (tiroidectomía) y te preguntas ¿qué sigue ahora? Lo primero: ¡Tranquilo! Con la información y recomendaciones adecuadas, tu recuperación será más rápida y sencilla.

En esta guía encontrará consejos prácticos sobre alimentación, medicamentos, síntomas a los que prestar atención y otros cuidados durante el posoperatorio luego de la extirpación de tu glándula tiroides.

Dieta recomendada después de una tiroidectomía En las primeras 2 semanas después de la cirugía debes llevar una dieta saludable, aunque suave, con alimentos fáciles de tragar y digerir. Esto promoverá una mejor y más rápida cicatrización interna.

Los mejores alimentos a consumir son:

  • Sopas de verduras, cremas
  • Yogur natural
  • Gelatina
  • Puré de papas
  • Avena, cereales blandos
  • Jugos naturales y batidos
  • Pescados a la plancha
  • Pollo o pavo deshebrado
  • Frutas blandas como plátanos y peras

Debes evitar alimentos duros, picantes, fritos o muy condimentados que podrían irritar la zona cervical recién intervenida. Tampoco consumas alcohol ni fumes.

Síntomas y señales importantes en casa.
Aunque ya te encuentras en casa recuperándote, es vital poner atención a ciertas señales de alerta como:

  • Sangrado abundante por los drenes o la herida
  • Fiebre mayor a 38°C
  • Enrojecimiento, inflamación o calor excesivo en la zona del cuello
  • Dificultad para tragar o respirar
  • Dolor intenso no controlado con medicamentos
  • Entumecimiento u hormigueos persistentes en manos, cara o cuello

Mitos y verdades tiroidectomía

10 Mitos sobre la tiroidectomía

Solicitud de presupuesto médico

¿En qué podemos ayudarte?

¿Tiroidectomía? Lo que necesitas saber sobre esta cirugía

Si tu médico te ha recomendado una tiroidectomía, es normal que te surjan dudas y temores sobre someterte a esta intervención quirúrgica. La idea de una operación en el cuello suena aterradora.

Sin embargo, es importante estar bien informado sobre en qué consiste realmente este procedimiento, cuáles son los mitos y cuál es la realidad. Así podrás tomar la mejor decisión para tu salud.

En este artículo encontrarás una guía completa sobre la tiroidectomía, despejando los principales mitos y aclarando verdades sobre la extirpación de la glándula tiroides. ¡Empecemos!

Mito 1: La tiroidectomía deja una gran cicatriz antiestética

Falso. Gracias a modernas técnicas mínimamente invasivas como la tiroidectomía transaxilar, ya no se dejan grandes cicatrices visibles. Sólo pequeñas marcas ocultas en pliegues naturales del cuello. Nada antiestético.

Mito 2: Es una operación peligrosa con alta tasa de complicaciones

Aunque en el pasado sí solía implicar mayor riesgo, hoy en día en manos de un cirujano experto en glándula tiroides las complicaciones son muy poco frecuentes. Se utilizan abordajes más seguros y precisos.

Mito 3: La recuperación es muy dolorosa y puede durar meses

Falso. Gracias a modernas técnicas de manejo del dolor como la analgesia multimodal, la mayoría de pacientesexperimentan una recuperación casi indolora. Suelen retornar a actividades en apenas 1 o 2 semanas.

 

Mito 4: Siempre se necesita reemplazo hormonal de por vida

Depende. Si se extrae sólo una parte de la tiroides (lobectomía), el resto podría compensar la función sin necesidad de pastillas hormonales. Pero si se extrae toda la glándula, sí se requiere terapia vitalicia que es completamente segura y controlable.

Mito 5: La cirugía inevitablemente afectará mis cuerdas vocales

Con un abordaje adecuado por parte de un cirujano de tiroides certificado, se minimizan enormemente los riesgos de lesiones en nervios laríngeos o paratiroides. La mayoría de pacientes no presentan cambios en su voz.

Mito 6: Voy a aumentar mucho de peso luego de la operación

Si bien el cambio hormonal puede inicialmente promover aumento de peso, con el debido seguimiento médico, dieta saludable y ejercicio se puede mantener estable. Muchos pacientes logran retornan a su peso previo sin problemas.

Mito 7: Me quedarán muchas secuelas y mala calidad de vida

Falso. Un procedimiento quirúrgico adecuado y un oportuno manejo post-operatorio, permiten que la gran mayoría de pacientes operados retomen sus actividades normales sin limitaciones significativas en el largo plazo.

Mito 8: Es mejor no operarme y convivir con la enfermedad tiroidea

Permitir que ciertos padecimientos benignos pero graves progresen sin tratamiento sí puede comprometer enormemente calidad y esperanza de vida a futuro. Hoy en día, una tiroidectomía segura y efectiva es el tratamiento recomendado.

Mito 9: Una vez extraída, no se puede reimplantar o reconstruir tiroides

Hoy es posible en algunos casos hacer un reimplante autotrasplante tiroideo o una reconstrucción con tejidos biológicos. Así que la tiroidectomía no siempre es un procedimiento irreversible, existen opciones.

Mito 10: La cirugía sirve sólo para cáncer, no para enfermedades benignas

Si bien el cáncer de tiroides es la principal indicación, esta intervención también está recomendada en padecimientos benignos pero graves como bocio con síntomas compressivos o hipertiroidismo sin control con medicamentos, mejorando la calidad de vida.

En conclusión, no hay que creer todos los mitos sobre la extirpación de la glándula tiroides. Ahora que estás mejor informado sobre esta cirugía, consulta con confianza a tu médico endocrino o cirujano de cabeza y cuello. Ellos aclararán tus dudas y te dirán si es la mejor opción en tu caso, para que puedas decidir tranquilo.

Tu salud y bienestar son lo más importante. Y una tiroidectomía segura puede ser la respuesta si tu enfermedad tiroidea así lo amerita.

Endometriosis

Endometriosis: ¿Que es?

Histerectomía

Una solución efectiva a tus problemas uterinos.

Endometriosis: Abordando el Dolor y la Esperanza en Clínica Cumbres del Norte

La endometriosis es una realidad que afecta a un 10-15% de las mujeres en edad fértil, un desafío que va más allá de lo físico y que puede transformar la vida de quienes la experimentan. En Clínica Cumbres del Norte, entendemos la importancia de abordar integralmente esta condición, ofreciendo información valiosa y, sobre todo, esperanza para quienes se enfrentan a este desafío.

Problemas que Aborda la Endometriosis

Esta compleja condición no solo trae consigo dolor crónico pélvico, sino también la posibilidad de tumores benignos, adherencias entre órganos y períodos menstruales abundantes que pueden afectar la vida diaria, laboral y emocional de las pacientes. Además, la endometriosis se relaciona con dificultades para orinar, problemas intestinales, fatiga, síntomas digestivos y trastornos mentales. No es sorprendente que la dificultad para concebir sea una preocupación constante, ya que esta condición duplica el riesgo de infertilidad.

Diagnóstico y Tratamiento en Clínica Cumbres del Norte

El diagnóstico de la endometriosis a menudo lleva años, pero en Clínica Cumbres del Norte comprendemos la urgencia de un diagnóstico temprano. Nuestro compromiso radica en ofrecer un enfoque integral para el tratamiento de la endometriosis. Desde terapias de manejo del dolor hasta opciones quirúrgicas, nuestro equipo médico está dedicado a proporcionar el apoyo necesario para enfrentar esta condición.

Apoyo y Esperanza en Clínica Cumbres del Norte

Reconocemos que la endometriosis impacta más allá de lo físico, afectando las esferas social, emocional y laboral de las pacientes. Por esta razón, en Clínica Cumbres del Norte, adoptamos un enfoque holístico. Ofrecemos apoyo emocional, asesoramiento y recursos para ayudar a las pacientes a navegar por los desafíos asociados con esta condición. Destacamos historias de superación y esperanza de pacientes que han encontrado alivio y han recuperado la calidad de vida.

 

Sintomas del embarazo

Síntomas del Embarazo: Lo que Toda Futura Mamá Debe Saber

Nacimiento personalizado

Te espera un mundo de beneficios.

El embarazo es una etapa emocionante y llena de cambios para las futuras mamás. Es un período de transformación tanto a nivel físico como emocional, y comprender los síntomas es esencial para llevar adelante una experiencia saludable y feliz. En este blog, ahondaremos en los síntomas del embarazo más comunes que experimentan las mujeres. Exploraremos sus implicaciones, consejos y cuándo buscar atención médica.

Síntomas Físicos del Embarazo: Los síntomas físicos son los cambios en el cuerpo que una mujer embarazada puede experimentar. Estos síntomas incluyen:

  • Falta de menstruación: Uno de los síntomas más evidentes es la ausencia de la menstruación. Este es a menudo el primer indicio de un embarazo.
  • Náuseas y vómitos: Comúnmente conocidas como “náuseas matutinas”, estas molestias suelen afectar durante el primer trimestre. Aunque pueden ocurrir en cualquier momento del día, suelen ser más intensas en la mañana.
  • Fatiga: La fatiga es un compañero frecuente en las primeras etapas del embarazo. Esto se debe a que el cuerpo produce más progesterona, lo que puede afectar los niveles de energía.
  • Sensación de hinchazón: La hinchazón, especialmente en áreas como los pies, las manos y el rostro, es común. Esta hinchazón es una respuesta natural a los cambios hormonales y al aumento del volumen sanguíneo.
  • Aumento de peso: Durante el embarazo, un aumento de peso saludable es esperado. En general, se aconseja un aumento de entre 11 y 15 kilogramos.
  • Cambios en el pecho: Los senos de la mujer embarazada tienden a volverse más grandes y sensibles debido a la preparación del cuerpo para la lactancia.
  • Cambios en la micción: Orinar con mayor frecuencia es una experiencia común. A medida que el útero crece, ejerce presión sobre la vejiga, lo que aumenta la necesidad de orinar.
  • Cambios en el apetito: Las futuras mamás pueden experimentar cambios en el apetito, desde antojos inusuales hasta aversiones a ciertos alimentos.
  • Sensibilidad en los senos: Los senos pueden volverse más sensibles al tacto y pueden experimentar un aumento en la pigmentación de los pezones.
  • Picos de humor: Los cambios hormonales pueden desencadenar cambios de humor, desde momentos de felicidad extrema hasta episodios de irritabilidad o tristeza.

Síntomas Emocionales del Embarazo: Además de los síntomas físicos, las mujeres embarazadas también pueden experimentar síntomas emocionales, que incluyen:

  • Felicidad: El embarazo puede ser una fuente de alegría y emoción. Muchas futuras mamás se sienten felices por la llegada de su bebé.
  • Ansiedad: La ansiedad es una emoción común, especialmente durante el primer trimestre. Las preocupaciones sobre la salud del bebé y el proceso de parto pueden generar inquietud.
  • Cambios de humor: Los cambios de humor son parte de la experiencia. La fluctuación de hormonas puede dar lugar a momentos de euforia y otros de tristeza o irritabilidad.
  • Preocupaciones: Las futuras mamás pueden preocuparse por su salud y la de su bebé. Es importante abordar estas inquietudes y buscar apoyo emocional.

Otros Síntomas del Embarazo: Además de los síntomas físicos y emocionales mencionados anteriormente, algunas mujeres pueden experimentar otros síntomas, como:

  • Aumento de la temperatura corporal: La temperatura corporal de la mujer embarazada puede aumentar ligeramente debido a la producción de progesterona.
  • Sangrado leve o manchado: Un pequeño sangrado o manchado puede ocurrir durante la implantación del óvulo fecundado en el útero. Esto puede generar preocupación, pero suele ser normal.
  • Dolor de cabeza: Los dolores de cabeza son comunes durante el embarazo debido a los cambios hormonales.
  • Dolor de espalda: El dolor de espalda es una queja frecuente, especialmente en el tercer trimestre debido al peso adicional y a los cambios en la postura.
  • Estreñimiento y hemorroides: Problemas gastrointestinales como el estreñimiento son comunes. También pueden surgir hemorroides debido a la presión en la zona rectal.
  • Picazón y piel seca: La piel, en particular la del abdomen, puede volverse seca y causar picazón.
  • Estrías: Las estrías, marcas en la piel, pueden aparecer en áreas como el abdomen, los muslos y los senos a medida que la piel se estira para acomodar el crecimiento del bebé.

Cuándo Buscar Atención Médica: Es importante estar atenta a los síntomas que podrían indicar un problema en el embarazo. Debes comunicarte con tu médico si experimentas:

  • Sangrado vaginal abundante o de color rojo brillante: El sangrado vaginal severo es motivo de preocupación y requiere atención médica inmediata.
  • Dolor abdominal intenso: El dolor abdominal inusual, especialmente si es intenso o persistente, debe ser evaluado por un médico.
  • Fiebre superior a 38 grados Celsius: La fiebre puede ser un signo de infección, por lo que es esencial buscar atención médica si se presenta fiebre durante el embarazo.
  • Contracciones regulares y dolorosas: Si experimentas contracciones regulares antes de la fecha prevista del parto y estas son dolorosas, debes comunicarte con tu médico.
  • Pérdida de líquido amniótico: La pérdida de líquido amniótico debe ser evaluada de inmediato, ya que puede poner en peligro la salud del bebé.

Conclusiones: Los síntomas del embarazo son una parte natural y variable de la experiencia de ser madre. Cada mujer puede vivir estos síntomas de manera única, y es fundamental comprender que estos cambios, tanto físicos como emocionales, son parte del viaje hacia la maternidad. La comunicación con un profesional de la salud es esencial para garantizar un embarazo saludable y una experiencia positiva.

Las futuras mamás deben sentirse respaldadas y seguras al buscar atención médica si experimentan síntomas que les preocupen. Cada síntoma, ya sea físico o emocional, es una señal de que el cuerpo está adaptándose y preparándose para dar la bienvenida a un nuevo miembro de la familia. Con el apoyo adecuado y una atención médica oportuna, el embarazo puede ser una experiencia hermosa y transformadora para todas las mujeres que están dando la bienvenida a la vida.

Contracciones braxton hicks

Contracciones de Braxton Hicks: Entendiendo las Contracciones de Práctica en el Embarazo

Nacimiento personalizado

Te espera un mundo de beneficios.

Durante el embarazo, es común experimentar una serie de cambios y sensaciones nuevas en el cuerpo. Uno de estos fenómenos es la aparición de las contracciones de Braxton Hicks, también conocidas como contracciones de práctica o trabajo de parto falso. En este blog, exploraremos en detalle qué son estas contracciones, cuándo suelen ocurrir, y cómo distinguirlas de las contracciones de parto reales. También ofreceremos consejos para lidiar con ellas y brindaremos información relevante para futuras mamás.

¿Qué son las contracciones de Braxton Hicks?
Las contracciones de Braxton Hicks son contracciones uterinas esporádicas que pueden comenzar temprano en el embarazo, alrededor de la semana seis, pero generalmente se sienten en el segundo o tercer trimestre. A pesar de que estas contracciones pueden ser incómodas, es esencial entender que no son contracciones de parto reales.

¿Por qué ocurren las contracciones de Braxton Hicks?
Aunque la causa exacta de las contracciones de Braxton Hicks no está completamente clara, se cree que están relacionadas con la tensión del útero a medida que el bebé crece. Además, factores como el flujo sanguíneo al útero, los movimientos del bebé y la estimulación de los pezones también pueden desencadenar estas contracciones.

Síntomas de las contracciones de Braxton Hicks:
Estas contracciones suelen sentirse como una tensión o dureza en el abdomen que aparece y desaparece. Pueden variar en intensidad y duración, desde leves hasta dolorosas y desde unos segundos hasta varios minutos.

 

Diferencias entre las contracciones de Braxton Hicks y las contracciones de parto:
Es crucial poder distinguir entre las contracciones de Braxton Hicks y las contracciones de parto reales. Aquí hay algunas diferencias clave:

1. Regularidad: Las contracciones de Braxton Hicks suelen ser irregulares, mientras que las contracciones de parto son regulares y aumentan en frecuencia e intensidad con el tiempo.

2. Dolor: Las contracciones de Braxton Hicks suelen ser leves o indoloras, mientras que las contracciones de parto pueden ser dolorosas.

3. Respuesta al descanso: Las contracciones de Braxton Hicks tienden a desaparecer con el descanso o al cambiar de posición, a diferencia de las contracciones de parto.

Cómo lidiar con las contracciones de Braxton Hicks:
Si experimentas contracciones de Braxton Hicks, aquí hay algunos consejos para aliviarlas:

– Bebe mucha agua para mantenerte hidratada.
– Cambia de posición o da un paseo suave.
– Disfruta de un baño o ducha caliente para relajarte.
– Masajea suavemente tu abdomen.
– Si las contracciones son dolorosas, considera tomar un medicamento de venta libre para el dolor después de consultar a tu médico.

Conclusión:
Las contracciones de Braxton Hicks son una parte normal del embarazo y, en su mayoría, no son motivo de preocupación. Sin embargo, es fundamental poder diferenciarlas de las contracciones de parto reales para garantizar una atención adecuada. Si tienes alguna duda o experimentas contracciones que te preocupan, no dudes en ponerte en contacto con tu médico. Estar informada y preparada es un paso crucial en tu viaje hacia el parto y la maternidad.